buzon-menaje1

Los individuos que vivían en el planeta hace siglos

Descubrimos profesiones que casi no se ven en la vida de Occidente, resulta complicado que demos con trabajadores que manipulen la arcilla, el mineral o la corteza del Quercus suber no agregando ciertos ingredientes que suelen modificar su propia forma.

Vamos a profundizar en la capacidad de utilizar el lodo para crear expositores de ceramica con detalles increíbles. Además con este trabajo apreciamos el talento de un pueblo, su poder adquisitivo, su clase y además las redes comerciales que tiene con otros países.

El barro va a ser una materia que se forma por la acción de varios fenómenos físicos y químicos y sus singularidades van a ser la solidez y por supuesto su firmeza frente a las elevadas temperaturas, el fresco o incluso el h2 o. Los individuos que vivían en el planeta hace siglos no ignoraban sus cualidades y por tanto manejaban la arcilla para realizar sus vasijas. Y naturalmente la cerámica en ningún momento transmite la energía e incluso no se altera al estar en contacto con agentes químicos.

La porcelana va a consistir en dar forma y hornear la terracota barnizando posteriormente la olla.

En Sudán aún tienen métodos antiguos. Primero combinan la marga con h2 o y posteriormente modelan el objeto que les gusta de ceramica decoracion. La decoración de la artesanía rifeña combina la grafología marroquí con diseños que tienen que ver con la naturaleza y también detalles armoniosos sin llegar a perder la sencillez. En los talleres de Argelia a día de hoy se trae de un lugar a otro la greda con mucha agua y posteriormente debe darle el aire durante 55 horas. Después de secarse se trocea en partes muy pequeñas que se sumergen en agua y seguidamente se pule la mezcla.

Cuando hacen las jarras, los artífices ponen de manifiesto su imaginación y habilidad. Las jarras se meten luego en el horno para que se consoliden. Los dispositivos que generan calor suelen ser distintos, en El Cairo tienen forma de cucurucho y se componen de 2 partes, la parte que da calor a la bencina y la cámara en donde se insertan las jarras. En el interior de dicha cámara suelen estar amontonadas las ollas unas 6,5 horas llegando a alcanzar unos 950 grados, tienen que introducir las piezas con cuidado ya que es necesario que les de el calor por todos los lados.

El barniz junto con la tonalidad serán primordiales a la hora de poder saber de que lugar es el botijo, porque existen tradiciones arraigadas que perduran a pesar de los años y naturalmente diferencian unos jarros de otros.

En el norte del continente africano una vez que se ha calentado el objeto se le da un esmalte de color blanco y un poco después se le da esmalte amarillento o incluso azul y naturalmente se mete en el horno de nuevo.

Los gobiernos deben apoyar este hábito con la intención de que no desaparezca puesto que en realidad es un oficio que ha pasado de generación en generación y sin duda genera muchas ventas en la actualidad.

Las mujeres y los hombres pretenden encontrar presentes que se salgan de lo común y por supuesto una gran opción va a ser dar un toque personal a un plato utilizando los colores que sean de nuestro agrado y también ponerle algún letrero.